El blog de Max Römer: El chavismo y la libertad de prensa

sábado, 3 de mayo de 2014

El chavismo y la libertad de prensa

Van quince largos años en los que el chavismo ha hecho de las suyas con la prensa y sus libertades de expresión, información y opinión. Ha pretendido, matando al mensajero, acabar con el mensaje. Se ha ocupado el chavismo de hacer lo que Goebbels hizo con el pueblo alemán en tiempos del nazismo: hacer propaganda de las victorias del gobierno.
Así, la larga exposición de motivos chavistas no ha dado paso a acciones de gobierno. Sólo una expresión absurda de improperios y vejaciones a los ciudadanos que se atrevan, en su legítimo derecho a opinar, disentir del gobernante y sus acólitos.
El chavismo asumió desde el inicio de sus mandatos en 1999 posiciones contra el derecho a la información, el derecho a réplica y la libertad de creación de los medios de comunicación. Algunos apuntes para las memorias frágiles:
  • La manipulación que hizo Chávez al Tribunal Superior de Justicia –una panda de ‘si-oui’– para que declarase improcedente la solicitud de derecho a réplica exigida por Elías Santana. Un hecho que convirtió a Chávez en un ciudadano especial y diferente al resto de los venezolanos.
  • Los ataques a los distintos medios de comunicación empezando por ‘Así es la Noticia’ al poco tiempo de estar aprobada la Constitución de 1999.
  • La revocación de la concesión de señal a Radio Caracas Televisión como acto de venganza personal contra Marcel Granier por el apoyo que éste dio al paro nacional de 2002-2003.
  • La expropiación y revocación de concesiones a casi 300 radio emisoras.
  • La reciente, y esto es con Maduro, negación a otorgar divisas para la importación de papel que ha llevado a la prensa venezolana a reducir significativamente la tirada de sus periódicos.
  •  Los ataques a las residencias y vehículos de periodistas.
  • Las interminables cadenas de radio y televisión arengando y manipulando al pueblo. 
  • El declarar que lo que dice la prensa de investigación sobre diferentes casos es gestado desde esferas extrañas a las propias venezolanas o, en el peor de los casos señalar, cometiendo de esa forma el delito de calumnia, a periodistas y editores de estar conspirando contra la institucionalidad.

Si bien es cierto que la libertad de prensa es el primer foco sobre el que los gobiernos atacan cuando saben que no tienen la razón y no la quieren hacer saber al pueblo, el caso de Venezuela en tres lustros será ejemplo tanto para las clases de periodismo, como de derecho de la información. Porque si algo deben aprender las generaciones que están en formación es que los derechos fundamentales, entendidos como libertades, pasan después del derecho a la vida por la libertad de pensar, de opinar y de expresarse y es el periodismo el primer garante de esas libertades.
Así pues que el chavismo, con su larga tradición de persecuciones y vejaciones al periodismo, se erige como abanderado del silencio, de la manipulación y de la creación de una verdad falseada, caricaturizada y lo que es peor, enceguecida por su propio ego. Un ego que se encarna hoy tras un bigote de supuesta bonhomía, pero que sordo como está, no deja prosperar a un país que se cae a pedazos. 

2 comentarios:

Alejandro Gutierrez dijo...

Excelente análisis Max, aun recuerdo las enseñanzas impartidas en 1999 en Descarga Creativa. Ya hacíamos algunos análisis sobre el porvenir y bueno he aquí 15 años luego lo que ha ocurrido... Saludos!

webseeker dijo...

Siempre es útil recordar para desenmascarar al poder Max... Afortunadamente para muchos de nosotros, nunca nos tragamos el anzuelo...