El blog de Max Römer: Venezuela colonizada

domingo, 24 de marzo de 2013

Venezuela colonizada


Ya se sabe la calaña de persona que es Nicolás Maduro para gobernar. Una ristra de defectos lleva en los más de 100 días como presidente interino. Algunas muestras de eficiencia revolucionaria son suficientes para pensarse el voto a favor del exministro de Chávez. Por ejemplo, en el acto en que graduó a 6.000 médicos integrales comunitarios se entonó el himno cubano. Lleva el chavismo 14 años en el poder diciendo que el imperio no perpetrará la patria, que la colonización terminó gracias a Bolívar y viene el chofer de autobuses a entregar  Venezuela a Cuba. Una neocolonización. Venezuela está colonizada por dos ancianos cubanos y el entusiasmo pueril de Maduro lo permite. Una actitud que clama cualquier sentido responsable de llevar un gobierno. ¡Hay que barrer para dentro! ¡Nada de luz en la calle y oscuridad en la casa! ¿Qué es eso?
Maduro tiene desde el 10 de diciembre de 2012 encargado de la presidencia. Lleva más de 100 días en el poder y hay que ver lo que significa este individuo como presidente en campaña. Hagamos un recuento. Los actos de manejo de la muerte de Chávez: nadie sabe exactamente cuándo murió el presidente, de qué. No se ha visto un certificado de defunción. Se dijo que lo iba a embalsamar, luego que no. Finalmente no se sabe si está disecado, si está refrigerado, si lo van a enterrar en Barinas con su abuela. Nada salvo que está en el museo militar.
Después, los actos faraónicos del funeral de Chávez. Una manipulación del sentimiento de los venezolanos por la muerte de su líder que si sumamos a la manipulación por la muerte, ya sabemos quién lleva la campaña: el propio cadáver de Chávez.
Antes de que muriera Chávez (o lo mataran finalmente para efectos de la campaña) devalúa al bolívar fuerte. Una muestra de que la economía hace aguas y que hay que parcharla a toda prisa pero no se sabe cómo hacerlo sin que se note demasiado… por eso un funeral tan largo.
Cuando saltaron los 22.000 asesinatos que sumó el gobierno del difunto en 2012, hace la oferta engañosa de desarmar a la población para controlar el hampa… una respuesta que se intentó ofreciendo comida a cambio de pistolas y no sirvió porque es más fácil obtener la comida a punta de pistola.
Maduro también ha vendido los oídos de los venezolanos para que escuchen en su tierra el himno cubano, ha usado la espada de Bolívar como que si fuera él el heredero de un proceso democrático de votos con un permiso no se sabe de quién de dirigirse a la oposición con formas alteradas. Formas que eran de Chávez pero que en él lucen a frases hechas y dejan que se vea a un dirigente sin personalidad, sin carácter. Un clon malo.
Si seguimos sumando éxitos a este cantante de rock, no se puede olvidar que ha manipulado la constitución para ser él quien ocupe el interinato, en lugar del presidente de la Asamblea Nacional y hacer la campaña electoral ejerciendo el poder ejecutivo. Una muestra del talante autocrático de Maduro. Lejos está de ser un demócrata porque la democracia es la suma de las voluntades del pueblo en materia electoral y la independencia de los poderes del Estado para que haya sindéresis en el ejercicio de la gestión de un país.
En suma, si vemos estos más de 100 días de interinato tenemos que Maduro hará: menos democracia al no separar los poderes, un plan económico que dejará a los pobres sumidos en más pobreza, una caricatura del gobierno de Chávez, un genuflexo modo de entender las relaciones con Cuba, una manejo de los símbolos patrios a conveniencia, una lectura de la constitución a su medida, demagogia con las muertes por hampa. ¡Maduro es una ‘joya’!

No hay comentarios: