El blog de Max Römer: Entre lágrimas y votos

domingo, 16 de diciembre de 2012

Entre lágrimas y votos

Venezuela se enfrenta hoy a una nueva fase de la construcción de su futuro. Por una parte, muchas personas oran por la recuperación de la salud del presidente Chávez y, por la otra, la invitación de movilizarse por obtener el poder en las regiones, se hace imperioso. Una revisión entre lágrimas y votos con aderezos de política internacional muy interesantes porque hasta Obama ha hablado.

Plañideras
Sin duda alguna, la despedida muy mediática de Chávez y la entrega del poder a Maduro, una herencia con todo y canto del cisne al mejor estilo wagneriano, dejó boquiabierta a la prensa. Las plañideras salieron a las calles inmediatamente. Una mezcla de histeria colectiva con una sensación de debut y despedida de aquellos que confiaron en las palabras de salud del presidente y por ello le votaron en octubre. Un voto esperanzado, empacado magistralmente desde la creación de una campaña electoral sensiblera, directa al corazón y sobre todo, manejada desde la lástima alegre de saber que el padre de la patria volvía recuperado a empuñar los destinos del país.
Queda en el aire un tufo a engaño, una sensación de haber sido manipulados y por la otra, la interpretación del pueblo más sencillo, de que se va el padre, que la despedida con su canto puede dar al traste con ese estado de bienestar fundado en el paternalismo sobre el que Chávez ha sembrado la confianza de sus seguidores.
Se va el chavismo de Chávez y se queda el chavismo sin Chávez, el de Nicolás Maduro, el que es dirigido desde Cuba y sus necesidades harto conocidas o desde los intereses económicos del capital y las inversiones que no se sabe bien de dónde son, si de las arcas de Diosdado Cabello o desde Washington.
Quedarán más lágrimas sumadas a los ríos de colorado llanto si la oposición no se mantiene unida después de este 16 de diciembre. Si decide que la “democracia” del chavismo se desvanece con la salida de Chávez del poder y creer que se debilita el partido socialista unido de Venezuela (PSUV) sin su comandante. Es hora de organizarse, de mantenerse reunidos en torno a la mesa de la unidad democrática (MUD) antes de perder lo alcanzado que es mucho que, aunque las lágrimas del 8 de octubre hayan enturbiado la vista, el horizonte es claro: sin Chávez se está más cerca del poder.

Elecciones
Los votos chavistas se sucederán hoy en las mesas electorales. La campaña necesaria, ese sentimiento de pagarle a Chávez el favor de haber dado un poco de esperanza a cambio de una camiseta y algo más de identidad ideológica, se verá en las calles con retratos del comandante abrazados como estampitas en las que creer.
Los votos de la oposición no deben quedarse en casa viendo televisión y proclamando desde el sofá la participación ciudadana, sino allí, en las urnas, al pie de la revisión del buen hacer en las mesas electorales. Porque si algo debe mover a la oposición a votar es reconocer y no olvidar que el comandante ha mantenido el odio, a los presos políticos sin la clemencia de proporcionarles la salud que ahora él busca a como dé lugar para poder mantenerse en el poder y jurar, crucifijo en mano, por la constitución, por la revolución, por la muerte, el socialismo y la patria. Muerte en las calles cada día que suma varios miles, socialismo en las arcas de quienes se han enriquecido en estos años de poder chavista y patria para hacer negocios.
Ha llegado el tiempo de agruparse de verdad, de dejar las apetencias por el poder individual y dejar ver que el país debe ser uno, uno solo. Sin tonos rojos o azules, sino tricolor, como la bandera de siempre, esa que cobijó tantos sueños libertarios, de igualdad y acompañó tantas izadas los lunes en los patios de los colegios.

1 comentario:

isy dijo...

Otro excelente artículo, por el que le felicito. Venezuela es afortunada al tener esa voz bien templada pensando y sintiendo desde España. Aunque bien sé que, desgraciadamente, son muy duros los motivos que le obligaron a expatriarse y a tener que esforzarse por su país desde ultramar. Debe ser tremendo que la convivencia esté tan rota y que las garras de la dominación antidemocrática sean tan feroces que haya personas que, por consagrar su vida a impulsar la convivencia en libertad de mocrática, se vean obligadas a dejar su patria. Todo mi afecto y mi esperanza por el porvenir político de Venezuela. Antes o después la voluntad de convivir de ese pueblo despertará y se afirmará imparable.Y usted tendrá la oportunidad de recuperar ese lugar que ke falta en su patria.