El blog de Max Römer: Multa a la información veraz

domingo, 1 de julio de 2012

Multa a la información veraz

Globovisión, el canal de la oposición venezolana con una cobertura modesta, ha sido multado por el Tribunal Superior de Justicia, es decir, por Chávez. La aclaratoria es importante por si algún lector no se ha enterado de que, aunque en la constitución venezolana se expresa la separación de poderes, todos convergen en un solo punto del mapa: el comandante Hugo Rafael Chávez Frías.
Y bueno, como para que exista equilibrio informativo los dueños del canal han decidido que no les embargan, pagarán la multa que no es despreciable, máxime cuando el mundo de la televisión venezolana está embragado desde que el comandante descubrió que le gustaba eso de salir por televisión en cadena para que los anunciantes no hicieran lo suyo, para quebrar a los medios, para lavar las mentes, para verse él a falta de espejos.
La dignidad de Globovisión siempre nos ha asombrado. La historia es fácil de reconstruir. Les han roto los coches de traslado de periodistas, la fachada del canal, les han decomisado las antenas de microondas, les acusan de desequilibrio informativo, no les dejan entrar en las ruedas de prensa del gobierno, en fin, su tarea periodística va a trancas y barrancas a pesar del régimen.
Hay que ver que es un canal con mística. A penas se traspasa el umbral de la puerta, se accede a su página web o se enciende su señal, los periodistas y todo el equipo que les da vida tras las cámaras se ocupan de mostrar su interés en buscar las formas de ser veraces, de atender al pueblo, de hacer equilibrio ante la desproporción hegemónica de la noticia gubernamental. 
¿Por qué la multa? Porque el canal informó sobre la crisis de la cárcel de El Rodeo, cárcel que terminó cerrada por eso, porque estaban los presos hacinados, porque la criminalidad era peor dentro que fuera, porque se pasaba hambre, en fin, qué contar si el propio gobierno la cerró de tanto rollo que tenía con esa cárcel. Pero, como al comandante le da salpullido que se digan cosas que no le gusta escuchar, va y encarga que se hagan estas fechorías como tratar de cerrar a Globovisión por la vía judicial… justo tres días antes de que se de inicio oficial a la campaña electoral que, a todos luces parece que va tan pareja en los números que el comandante tiembla como un flan de pensar que Henrique Capriles Radonski se le siente en la silla de terciopelo roja.
Hegemonía comunicacional es la que tiene el chavismo desde hace 13 años. Dictadura contra todo el que disienta. Malas formas contra el pueblo opositor. Vejámenes contra otros mandatarios que no sean de su pensar… en fin una colección de autoritarismo televisado que ha hecho que Venezuela sea un país en boca de todos.
Globovisión, con sus más y con sus menos ha hecho contrapeso, es el espacio para poder expresar lo que el gobierno quiere silenciar y, aunque su señal es limitada por tener frecuencia en UHF, el chavismo se engolosina, así como hizo con Radio Caracas Televisión, de pensar que le quita la concesión, sale del aire en un luto de segundos y coloca en su señal al nuevo canal de la revolución encabezado por quien sabe quién del bando de los rojos.
Hace bien Globovisión al pagar la multa. Hace bien el pueblo al respaldar a su canal. Hacen bien los anunciantes en seguir respaldando la sensatez. Hacen bien los periodistas al trabajar del otro lado de la acera para que el ciudadano pueda ir por la calle con los dos lados de la información.
Ya veremos, por la señal de Globovisión, en vivo, al comandante enjuiciado en el tribunal de La Haya. Ya lo veremos y tendrá el 100% del raiting y del share. Ya lo veremos.

No hay comentarios: