El blog de Max Römer: Las puntadas del presidente

viernes, 20 de abril de 2012

Las puntadas del presidente


“En Venezuela no se da puntada sino la aprueba el presidente”


Independientemente de las palabras –ciertas o sembradas a propósito- del exmagistrado Aponte Aponte, la algidez de esta declaración hace intuir que Venezuela está podrida. Por una parte, las relaciones con las Farc del gobierno de Chávez, la larga lista de militares mencionados, así como de personeros vinculados al gobierno, hace que el álbum de esta colección de cromos sea de sospechosa reputación.
Si bien es cierto que llevamos años oyendo denuncias de la corrupción en el gobierno del presidente Chávez, no menos cierto es que los militares una vez cesados de sus funciones es cuando cantan. El general Baduel lo hizo terminando sus funciones y ahora Aponte Aponte lo hace también. Uno está preso y manda cartas desde la cárcel en los reversos de las acusaciones. El otro se hace de una televisora por Internet para exponer sus penas. ¿Será cierto que son penas o es que le han destituido para que cante y se demuestre que la podredumbre es de tal magnitud que no hay forma de salir de ella desde la oposición?
Y vienen más preguntas dignas de “El Acertijo” de “Batman”. ¿Será que Aponte Aponte tiene la misión de “destapar” la olla podrida para que Chávez pueda usar una guillotina de moralidad para sacar a más de uno de sus acólitos? ¿Por qué las reuniones en la vicepresidencia? ¿Se hace incómodo Jaua? ¿Serán incómodas para el régimen las civiles de Luisa Estela Morales (Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia) y de Luisa Ortega Díaz (Fiscal General de la República de Venezuela) que ahora las denuncia este exmagistrado? ¿Cómo es posible que un magistrado no tenga poder suficiente para investigar sus casos y que espere instrucciones de sus jefes como que si su actuación fuese militar? ¿Dónde está la independencia de los poderes que esgrime con tanta frecuencia el comandante colorado? ¿Y las promesas electorales que lo llevaron al poder en 1999 no estaban vinculadas a acabar con la corrupción?
Es lamentable que no podamos dar fe a todo lo que oímos. Es más lamentable que personas estén en la cárcel desde hace 10 años por diferencias políticas con el régimen de Chávez. Es de plañideras la indefensión de los ciudadanos. Y vienen más preguntas. ¿Por qué están matando a los disidentes del chavismo? El caso del exgobernador del estado Apure. Ahora el caso del General Wilmer Moreno –ex subdirector de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM)- de 10 tiros. ¿Es que para asegurarse de matar tienen que descargar la carabina de las armas? ¿Son políticas de amedrentamiento las que está manejando Chávez? ¿Ahora? ¡Si tiene amedrentados a los venezolanos desde 1999 que tomó el poder con su toque de queda por la inseguridad!
De esos sicariatos habla también Aponte Aponte. ¿Qué sabría el General Moreno que lo mandaron matar? ¿Tendrá relación con Aponte Aponte? La corruptela es de tal magnitud que no hay manera de entender qué es lo que está pasando. Hace falta una pizarra y mucha paciencia de parte del profesor que dicte esa clase para que nosotros, sus alumnos, podamos seguirle la pista a semejante embrollo chavista.
Hablan los chavistas y dicen que es una manipulación de los Estados Unidos, de la DEA porque en Aponte Aponte tienen al cantor necesario para desmantelar las finas relaciones del narcotráfico; que Chávez puede gobernar desde Cuba porque todo está bajo control; que Aponte Aponte se echa paja encima. En fin, que “el que lo dice lo es”. Entonces ¿cómo es que de ser el magistrado estrella se pasa a estar estrellado?
Pareciera que la bestia, aunque herida por el cáncer, no se deja vencer. Pareciera que los coletazos de su maldad no desaparecerán en mucho tiempo, porque si llegare a morir –cosa que no deseamos porque lo queremos ver enjuiciado en el tribunal de La Haya- el saco de gatos que deja cercano al poder terminará por devorarse unos a otros, así desde las propias entrañas del poder, una autoconsumición que no tendrá fin hasta que la muerte del chavismo sin Chávez haya acabado con las pocas fuerzas de Venezuela y sus ciudadanos.

No hay comentarios: