El blog de Max Römer: ¿Será casual o causal?

domingo, 4 de marzo de 2012

¿Será casual o causal?


Si vemos la prensa de estos últimos días, contemplaremos un remojo colectivo de barbas. Por una parte las Farc se han desmarcado de sus antiguos sistemas diciendo que devuelven a sus rehenes. Por otro lado la ETA ha dicho que se arrepiente, aunque sutilmente. Más allá es en Siria, Irán y Rusia buscan a toda prisa una lavada de cara con jabón de democracia. Evo Morales va y le dice a los norteamericanos que él no, que no tiene nada con el imperio.
¿Qué pasa? ¿Tendrá que ver la salud de Chávez en todo esto? Vamos a hacer un ejercicio de que así sea. Las Farc tienen el apoyo de Chávez y él es quien soporta los entrenamientos de la ETA en territorio colombiano. Por otro lado, el debilitamiento de la reciedumbre árabe del norte de África se ha desmoronado desde hace un año y mucho más con la muerte de Gadafi y la demostración de fuerza bruta en Siria.
No se escapa a nada que en Corea del Norte estrenan líder político, un chico imberbe que no da muestras de saber lo que hace más allá de calcar las prácticas de su padre. Mejor, alejarse de él. En África las hambrunas dejan con poco margen de maniobra a los líderes de férrea dictadura, porque ellos saben que la ecuación no funciona si la gente no puede alzar la mirada, así no hay reconocimiento de ese liderazgo que valga.
En el plano latinoamericano, las lealtades hacia el comandante Chávez pasan por la genuflexión necesaria, pero saber darle palmadas al posible sucesor está a la orden del día. Si de Irán y Ahmadinejad hablamos, el mostrarse distante es la mejor estrategia luego del final infeliz de Gadafi.
No parece casualidad lo que está pasando. Los países que otrora vendían armas se lo piensan ahora con calma, porque aunque el negocio siga siendo bueno, el terrorismo no está de moda y el armamentismo ha dejado las pasarelas por una política de paz que genere empleo, aunque sea en las tareas que antes eran propias de voluntariado, mientras que las recetas liberales hacen recortes con tijeras filosas ¡nada de punta roma que hacen menos daño!.
Si de sindicatos hablamos, tampoco se comprende cómo es que las reformas que se proponen para salir de las crisis sean tan mal acogidas, si desde hace tiempo plantean los mismos sindicatos reformas laborales que permitan la flexibilización de las contrataciones como vía de solución para mejorar el empleo.
Total que así vamos. No sabemos si es casualidad o causalidad. La situación planetaria depende del petróleo y es el crudo la respuesta obvia para tantas faltas. Pero, ¿y si no lo fuera? ¿Es que acaso no se sabe desde hace mucho cuáles son las soluciones energéticas pero no hay planes secundarios porque los intereses son muchos?
De feria. Así estamos. De feria.

No hay comentarios: