El blog de Max Römer: Y Obama dijo: “May God bless you”

martes, 3 de mayo de 2011

Y Obama dijo: “May God bless you”

Una operación militar aparentemente limpia, acabó con la vida del más buscado criminal de este milenio Osama Bin Laden. Algunos han discutido a pocas horas de esa operación, de las consecuencias y distancias entre el mundo occidental y los postulados talibanes de los musulmanes. Otros buscan con morbo las imágenes en la web del tiro en el ojo izquierdo y otros, esperaban un juicio al estilo del que le hicieran a Saddam Hussein.
Me ocupo en estas líneas de las pocas y bien escogidas palabras para el epitafio de este criminal Bin Laden. Un epitafio en 1381 palabras dicho desde la misma White House por el presidente web 2.0 Barack Hussein Obama. Un pasillo iluminado al final, con las puertas cerradas dando conclusión al tema, con una araña en el techo dando luz a la espalda y cabeza del presidente, con el tono rojo repetido en la corbata, alfombra y silla, la impoluta presencia coronada sobre el corazón con la bandera norteamericana en la solapa limpia y nítida.
El presidente, haciendo gala de su capacidad oratoria y dando pie a que se entiendan cada una de sus palabras, habló con voz pausada, en ese tono grave y ronco que le caracteriza y da sello a sus palabras, con una manejo cuidado de sus manos, sin espasmos, usando la izquierda, la arropada por la bandera de la solapa, donde lleva la alianza con Michelle y que destaca sus valores familiares, con el mentón ligeramente elevado como suele hacer, un gesto que le da altivez y le permite distancia con sus interlocutores,  un rasgo que emula a los perros de caza cuando llevan entre sus fauces una presa, así se mostró Obama ante los Estados Unidos y el mundo.
En el discurso no hay desperdicio. Cada palabra pone el acento en aspectos de ese espíritu americano que se ha ido desdibujando en Los Simpsons, Padre de familia o American Beauty. Es un rescate de lo que es el verdadero sentir americano de las canciones de Glenn Miller con su Over There, un ejercicio de imaginación y reconocimiento a lo que es el almuerzo sin la presencia del padre que reposa en Ground Zero, o la memoria del hijo en las cenas de acción de gracias, o de la solidaridad medida en bolsas de sangre para los heridos del 11S, una acción enorme de solidaridad que mostró el pasmo y asombro de los norteamericanos frente al horror del ataque terrorista orquestado por Bin Laden.
Una llamada a la justicia. En esa visión también norteamericana de entender la justicia como salida de héroes enfundados en licras y capas ondeantes, enumerando las gestas de sus militares en la muerte y captura de otros tantos que causaron daño al pueblo americano.
En las palabras de Obama, la máxima para la lápida que no tendrá Bin Laden, brota de ese sentir de los Estados Unidos, la defensa implacable de sus ciudadanos, amigos y aliados, la fidelidad a los valores que les identifican, en una palabra, dijo con mucho orgullo y midiendo el tiempo para ser contundente, se ha hecho justicia.
Como es de esperar, agradeció al equipo de comando de la operación y a sus colaboradores, recordó a los muertos del 11S, apuntó que era importante celebrar, pero, que no había que ser triunfalistas, sino seguir adelante con la lucha contra el terrorismo y, antes de finalizar, en el párrafo antes del cierre, subrayó que son una nación, bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos. Una bocanada de aire fresco a la identidad que culminó con invocando un “Que Dios os bendiga. Y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América”, tal y como reza el himno de esa enorme nación.

1 comentario:

Ruth dijo...

Las ultimas lineas que hablan de ser una nacion bajo dios, indivisible con justicia y libertad para todos, es un extracto (sino fue que lo dijo completo) del pledge of allegiance, que no es mas que el juramento de lealtad a la bandera que todos los ciudadnos de este pais, repiten diariamente en las escuelas o en eventos oficiales, por lo que incluirla, como indicas, no es mas que eso un recordatorio de la lealtad colectiva a quienes son y los valores que los unen.