El blog de Max Römer: Y ahora, ¿Quién podrá defendernos?

domingo, 22 de mayo de 2011

Y ahora, ¿Quién podrá defendernos?

Hace años, el Chapulín Colorado caricaturizaba a todos aquellos superhéroes norteamericanos desde México. Era un personaje contrahecho, con debilidades y torpezas, pero de enorme corazón. El ser que podía con todo y todos, que acababa con el mal.
En días pasados recibí una viñeta de prensa en la que faltaba el Chapulín Colorado. El dibujo pinta a Chávez, pistola en mano, asaltando a una pareja de clase media. El hombre, está dispuesto a entregarle el reloj, pero el presidente le dice, yo no quiero su reloj, quiero su futuro.


Street crime in Venezuela 1

Un dibujo de opinión que me subraya el estupor que sentimos todos los de la clase media ante los desmanes muy resolutos del presidente Chávez  y su aparato constitucional tan bien armado que parece que dejaría en el poder al chavismo hasta el 2024, ese que ingenuamente tantos votaron por respaldar las ideas de cambio y combate contra la corrupción prometidas en la campaña electoral de 1998.
Saco la cuenta. Asamblea Nacional con mayoría chavista hasta el 2015, elecciones presidenciales desde el 2012 hasta 2018 (con el aderezo de las elecciones de la Asamblea otra vez hasta el año 2021) con poco margen de maniobra legislativa por esa mayoría chavista si ganase el candidato de la oposición, lo que dejaría el espacio para que el pueblo voltease la mirada al chavismo como solución política en el ejecutivo nuevamente, nueva presidencia chavista desde el 2018 hasta el 2024...
La solución opositora es la de Fuenteovejuna, todos a una. Y, que las voces disidentes, los intentos de separación o tan siquiera de alzar opiniones diferentes a los acuerdos que se logren, serían los filos que rompan el hilo de la espada que pende sobre las cabezas de los políticos de oposición y, por supuesto, del pueblo.
Son años de años subiendo la altura de los muros para combatir la delincuencia sin llegar al fondo del problema, haciendo que la vida sea cosméticamente perfecta de la puerta para adentro; son años dejando pasar corruptelas de todo tipo, desde la inexistencia de taxímetros para que las carreras tengan el valor de lo que chofer decida, hasta las más encumbradas de cuello rojo (ya las camisas blancas poco se usan). Son las miradas volteadas ante el desvalijamiento de todo. De los automóviles, de la gente, de los hatos y fincas, de los edificios que se expropian, del dedo acusador desde la televisión, de la gente botada de sus trabajos por no votarle al comandante.
Pero en el largo etcétera que surgirá en nuestras mentes, los políticos tienen que recoger el testigo, darle una buena mirada, escrutadora, orientadora del espíritu y entonces, solo entonces, estarán en capacidad de ayudarse en la gente, esa que desde sus twitter busca un país en las pantallas de sus blackberries, o esa otra que, creyendo en la bondad de un regalo de campaña política, saldrá de la pobreza y por fin, tendrá un empleo, una casa digna y la seguridad de llegar a casa vivo y encontrarse con todos los suyos sanos y salvos.
_____________________
1 Street crime in Venezuela - Originalmente publicado el 6 de enero 2010. Foto: Seattlepi.com, David Horsey / SL http://www.seattlepi.com/default/photo/Street-crime-in-Venezuela-Originally-published-980157.php, tomado el 21 de mayo de 2011. 

No hay comentarios: