El blog de Max Römer: Para que haya paz para el pueblo: ¡Ríndase!

domingo, 3 de abril de 2011

Para que haya paz para el pueblo: ¡Ríndase!

Ahora resulta que Chávez cree que con integración, movimientos unitarios y pueblo se puede tener paz. ¡Claro! Tenemos varios años clamando por paz y este señor sólo piensa en ofensas, golpes, divisiones y agresiones. ¿No se acuerda cómo agredió al pueblo en abril de 2002? ¿No se acuerda cómo despidió a los empleados de PDVSA entre 2002 y 2003? ¿No revisa los índices de criminalidad que mantienen prisioneros a los ciudadanos en sus casas para sobrevivir a las balas? ¿No sabe que desde hace mucho la gente, las familias no se hablan por discusiones políticas y que hay dos venezuelas por su causa?

¡Hay que fastidiarse!

Resulta que el imperio es más peligroso que monos con mil hojillas (cuchillas). Hay que ver que los peligros se ven encima cuando las estrategias son emuladas. Usted, señor Chávez, ha estado usando hojillas doce años. Cortando todo lo que ve. Destrozándolo. Acabándolo. No ha destacado nada positivo de lo que existía. La estrategia es la de siempre. Señala con el dedo, expropia y destruye. Anuncia en la televisión que va a hacer algo, lo hace y… miseria.

Dice que no ha cerrado medios de comunicación, que es un pacificador y mentor de la libertad de expresión y pregúnteles usted a los propietarios de los medios que se quedaron sin concesiones de transmisión. ¿Hay que recordarle los nombres? ¿Las fechas en las que cometió estas fechorías? ¿La resolución 1013 del Tribunal Superior de Justicia que lo libra del derecho a réplica? Si es por esa resolución, usted no es periodista. Está más allá del bien del mal porque es un ciudadano con un traje institucional rojo-rojito a la medida de sus caprichos.

Estoy seguro que los antiguos propietarios de los medios de comunicación le empacarían el premio de periodismo que recibió en Argentina y se lo mandarían a guardar en el bolsillo, tal y como ha mandado usted a tantos. 


Y ahora, quiere paz.

Resulta que el señor de todos los medios, premios y los aleteos con los brazos para enfatizar sus palabras altisonantes y divisorias pretende paz. Ahora si la quiere cuando se sabe acorralado. Pues, le damos una recomendación militar: ríndase. Ondee su pañuelo en un palito y deje que el pueblo encuentre la paz que ansía. ¡Váyase!


Y se va a ir. Lo va a sustituir gente con sentido de patria, constructores de unidad y paz. Justo lo que usted, señor de toda política, no ha sabido hacer. Lo van a sacar los votos de los ciudadanos hartos de tanta palabrería y agitar de brazos. Lo van a sacar las maigualidas que en un solo gesto van a votar por el candidato de la oposición. Punto.  

No hay comentarios: