El blog de Max Römer: Lecciones no aprendidas

domingo, 17 de abril de 2011

Lecciones no aprendidas

Nueve. Nueve años han pasado en Venezuela desde aquel desastre. Nueve años de lecciones no aprendidas. Por un lado, el gobierno. Un subir las manos al cielo pidiendo perdón con crucifijo y todo, dejando de lado, en el cajón de los recuerdos, una mesa de investigación que esclareciera todo lo que pasó en aquellos días de abril de 2002. Del otro lado, la oposición. Carmona juramentándose porque sí ante una hoja de papel, sin respaldo institucional y cargándose toda una tradición democrática. Y en la otra cara del triángulo, nosotros, el pueblo. Un pueblo confundido y agobiado. Hoy, ocho años después, la gente está fastidiada de tanta demagogia.
Abril de 2002 dejó lecciones. Unas lecciones no aprendidas. Lecciones que, dejo escritas para quien las quiera retomar, a modo de apuntes, para el futuro.
1)      Las mesas de negociación y acuerdo no deben levantarse por ningún motivo, y mucho menos si es un empresario el que decide con su chequera darle fin a las discusiones.
2)      El pueblo debe ser respetado por encima de todas las cosas. El soberano no es aquel que detenta el poder, sino quien da su voto para que alguien ejerza el poder. Así, al pueblo, aunque vaya contra sus dirigentes, no se le dispara. Es democrático protestar, marchar y exigir.
3)      Las instituciones son las bases de la democracia. Cargárselas por imposición, por capricho o, porque estorban es atentar contra el pueblo. Lo hicieron en esos días tanto Chávez como Carmona.
4)      Las decisiones que se toman con fines democráticos, deben contar con base firme de apoyo político. Nada de emboscadas en espacios cerrados para obtener favores con firmas comprometedoras. En eso Carmona se equivocó y Chávez lo hace todos los fines de semana con su programa de TV al tener un séquito de cabezas que afirman todo lo que dice.
5)      El pueblo debe creer en sus derechos y ejercerlos. Nada de convertirse en pusilánime ni dejar de protestar. Total, los políticos más tarde que temprano se irán y dejarán que otro gobierne.
6)      Los militares deben saber honrar los juramentos que hacen a la bandera y no decir y desdecir. Si reciben una carta de renuncia, muéstrenla y, problema resuelto. Ya los civiles se ocuparán del resto.
Las lecciones no se aprendieron. Se olvidaron en estos ocho años. Una muestra de la oposición de estos días de abril de 2011. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) platea las elecciones de su candidato único para el día 12 de febrero de 2012 y, lo que faltaba, voces de la misma oposición plantean disconformidad. ¿No se dan cuenta que cuando se muestra los trapos al sol es el comandante quien hace mofa de las manchas que hay en ellos? ¿No se ha aprendido que basta de darle diálogos a la comedia del colorado?
Hay que buscar, elementos que demuestren lo débil que es el gobierno. A ellos se les van las palabras con facilidad. Vean hoy al ministro Garcés, el de transporte y comunicaciones cuando dice que las carreteras están “aceptables para el tráfico”. ¿Cómo que aceptables? ¿Por qué no hay autopistas en 12 años de poder? ¿Dónde están las inversiones en infraestructura vial con esos precios del petróleo en alza permanente? ¿Por qué aceptables y no excelentes?
Basta de tanta tontería. Las modificaciones del poder hay que hacerlas para el beneficio del pueblo y punto. Una lección para oposición y oficialismo.

No hay comentarios: