El blog de Max Römer: ¿El modelo cubano no ha fracasado?

domingo, 24 de abril de 2011

¿El modelo cubano no ha fracasado?

Raúl Castro anunció así, sin anestesia, que el modelo cubano se abría paulatinamente al mundo de los mercados, que se empezaban transformaciones que pasaban por la eliminación de la cartilla de racionamiento. Así, de la noche a la mañana, el dirigente máximo de la revolución, en el congreso del partido comunista de Cuba, dio un giro de timón que se convirtió en titulares de prensa de todo el mundo.
Para algunos este anuncio es el reconocimiento del fracaso del modelo estatista que se ha usado en Cuba desde hace 50 años y, que ha inspirado a tantos líderes latinoamericanos, en esa búsqueda romántica de erradicar a la pobreza eliminando la riqueza y así no tener elementos de comparación socio-económicos.
El delfín de Fidel, Hugo Rafael, saltó inmediatamente a hacer lo propio con las cabeceras de los periódicos. “El modelo cubano no ha fracasado ni fracasará”. Otro lema para sus secuaces, otro anclaje como aquel de “con hambre y desempleo, con Chávez me resteo”, o “ser rico es malo”.
El modelo cubano fracasó. Ya no hay manera de mantener al pueblo sobre la base de la exportación de caña de azúcar, ni existen ya esas dádivas soviéticas que mantenían una isla de comunismo a escasas millas náuticas de la costa del mundo del "big mac".
Fracasó hace 2 décadas cuando se cayó el muro de Berlín, cuando la Perestroika dio paso a la disolución de la Unión Soviética, cuando China se convirtió en la segunda potencia económica mundial, así pues, señor comandante de la revolución bonita, vaya tomando nota de lo que hacen en Cuba y dele cambio de rumbo a su política económica si quiere sobrevivir en el mundo político.
Ahora, uno se pregunta hasta dónde será posible que Cuba haga esas transformaciones. ¿Será viable que un país sin recursos tenga empresarios que logren vender? ¿A quién le venderán? ¿Qué venderán? Si llegare a perder en las elecciones de 2012 Chávez, ¿Qué país mantendrá a Cuba? ¿Será que se abren a los mercados buscando la salvación del capital previendo las torpezas electorales del comandante Chávez? ¿Raúl Castro sabe que al desaparecer su hermano la debilidad del régimen podría acarrearles hambrunas mayores?
Estas palabras en el congreso del partido comunista no se pueden leer a la chavista. Hay que leerlas con sentido de trascendencia política e histórica. No son lemas, son remojos en la barba.

No hay comentarios: