El blog de Max Römer: Propiedad nacional

domingo, 9 de enero de 2011

Propiedad nacional

Todo el esfuerzo que ha hecho Alemania desde la caída del muro del Berlín, ha sido por la necesaria adecuación de su antigua parque industrial comunista y por mantenerse como locomotora de Europa.
Las dos Alemanias eran un ejemplo de cómo con la misma gente se podía hacer dos países. Por un lado, el país ganador aliado, es decir, la República Federal Alemana o Alemania Occidental fue motor y ejemplo mundial de cómo con esfuerzo, dedicación y algo de dinero (recuerde el plan Marshall), era posible reflotar a un país de la mayor destrucción, a ser potencia mundial. Por otro lado, la República Democrática Alemana o Alemania Oriental, bajo la égida soviética, era una muestra de retraso industrial, de pobreza de espíritu y de tristeza moral.
Venezuela ha pasado de ser un país pujante y emprendedor a convertirse en paladín de injusticias y pobrezas, a mostrarse como reino de la expropiación y de la creación de desempleo. Lo que se convierte en propiedad nacional producto de la señal del dedo mandante, se hace parodia.
El mandante usando un estilo propio de personaje de programa cómico, promete bondades revolucionarias al quitar a la oligarquía sus mieles para, con su toque de Midas, darle ilusiones de oropel a su audiencia de televidentes sedientos de show.
La última propiedad, la de la honra nacional, es decir, la asamblea nacional, que genuflexa le dejó de regalo de Navidad al colorado todo el poder necesario para permanecer en el poder más allá del estipulado por los venezolanos en la Constitución y las distintas elecciones que se inventara para alcanzar ya los 12 años en el poder, será la vergüenza que deberán cargar sobre sus hombros los diputados que le envolvieron al país en papel de regalo.

No hay comentarios: