El blog de Max Römer: ¿De qué nos sorprendemos?

domingo, 30 de enero de 2011

¿De qué nos sorprendemos?

Chávez en cadena[i] habla con Pedro Rodríguez Serrano presidente del Banco Provincial, amenazándolo con una expropiación. Una noticia que dio la vuelta al mundo. Un presidente que usa un teléfono para amenazar a la banca privada. Con la altanería que le caracteriza dijo: “no voy a discutir más con usted, si usted no quiere cumplir con esto...si usted no tiene tiempo, no puede, entonces dígame cuánto cuesta el banco”.
Ante la respuesta de Rodríguez Serrano de que el Provincial no estaba en venta, Chávez señaló “tenga cuidado con lo que me responde, ¿sabe por qué?... yo puedo expropiar ya inmediatamente, si quiero, en función del interés nacional”
¡Nada nuevo! Ya se ocupó de desmantelar todo el conocimiento de la industria petrolera –también en cadena nacional de radio y TV–, con un silbato de réferi de fútbol y el grito ¡fuera! Toda una maniobra mediática para que sus secuaces y seguidores sigan pensando en las bondades de su mandato.
Los secuaces por su parte, frotándose las manos para ver qué pueden ganar con esa llamada telefónica. Los seguidores pensando que el dinero caerá del cielo para obtener hipotecas. Lo que no explica el presidente es que los índices de inflación son tan altos que hipotecarse a esos valores es pagar los precios de las casas varias veces.
Lo mejor es que una vez que la noticia le da la vuelta al mundo y sus asesores le dicen que cuidado que espanta la inversión hacia Venezuela, se desdice anoche y manifiesta que no va a nacionalizar al BBVA ¿La razón? Los ahorristas del Banco Provincial, empezaron a retirar nerviosamente su dinero y, ante la magnitud del mercado bancario que tiene el Provincial en Venezuela, se asustó el propio gobierno de Chávez y hace un llamado a la calma ¿Quién se calma con un mandatario que ruega un día frente a un crucifijo por perdón, otro día despide a miles de trabajadores, otro más amenaza a empresarios, el otro llama a banqueros. Tiene al país desde hace 12 años corriendo de un lado al otro, buscando tapar huecos a como dé lugar a los ciudadanos que todos los días ven sus ingresos mermados por la inflación desatada, encerrados en las casas antes de que caiga el sol por los índices de delincuencia, que no ha cumplido con la construcción de viviendas y un enorme etcétera que huelga señalar.
Las bravuconadas televisadas le cuestan caro y le restan credibilidad internacional y, por supuesto, merman su ya apocado liderazgo. Siga así teniente coronel, que más pronto que tarde verá como le dan más espaldas que manos.




[i] Cadena de radio y TV es que el gobierno interviene simultáneamente en toda la red de radio y TV con mensajes. Chávez se encadena casi todos los días, dejando de lado que los ciudadanos ejerzan su derecho a la libre información.

No hay comentarios: