El blog de Max Römer: enero 2011

domingo, 30 de enero de 2011

¿De qué nos sorprendemos?

Chávez en cadena[i] habla con Pedro Rodríguez Serrano presidente del Banco Provincial, amenazándolo con una expropiación. Una noticia que dio la vuelta al mundo. Un presidente que usa un teléfono para amenazar a la banca privada. Con la altanería que le caracteriza dijo: “no voy a discutir más con usted, si usted no quiere cumplir con esto...si usted no tiene tiempo, no puede, entonces dígame cuánto cuesta el banco”.
Ante la respuesta de Rodríguez Serrano de que el Provincial no estaba en venta, Chávez señaló “tenga cuidado con lo que me responde, ¿sabe por qué?... yo puedo expropiar ya inmediatamente, si quiero, en función del interés nacional”
¡Nada nuevo! Ya se ocupó de desmantelar todo el conocimiento de la industria petrolera –también en cadena nacional de radio y TV–, con un silbato de réferi de fútbol y el grito ¡fuera! Toda una maniobra mediática para que sus secuaces y seguidores sigan pensando en las bondades de su mandato.
Los secuaces por su parte, frotándose las manos para ver qué pueden ganar con esa llamada telefónica. Los seguidores pensando que el dinero caerá del cielo para obtener hipotecas. Lo que no explica el presidente es que los índices de inflación son tan altos que hipotecarse a esos valores es pagar los precios de las casas varias veces.
Lo mejor es que una vez que la noticia le da la vuelta al mundo y sus asesores le dicen que cuidado que espanta la inversión hacia Venezuela, se desdice anoche y manifiesta que no va a nacionalizar al BBVA ¿La razón? Los ahorristas del Banco Provincial, empezaron a retirar nerviosamente su dinero y, ante la magnitud del mercado bancario que tiene el Provincial en Venezuela, se asustó el propio gobierno de Chávez y hace un llamado a la calma ¿Quién se calma con un mandatario que ruega un día frente a un crucifijo por perdón, otro día despide a miles de trabajadores, otro más amenaza a empresarios, el otro llama a banqueros. Tiene al país desde hace 12 años corriendo de un lado al otro, buscando tapar huecos a como dé lugar a los ciudadanos que todos los días ven sus ingresos mermados por la inflación desatada, encerrados en las casas antes de que caiga el sol por los índices de delincuencia, que no ha cumplido con la construcción de viviendas y un enorme etcétera que huelga señalar.
Las bravuconadas televisadas le cuestan caro y le restan credibilidad internacional y, por supuesto, merman su ya apocado liderazgo. Siga así teniente coronel, que más pronto que tarde verá como le dan más espaldas que manos.




[i] Cadena de radio y TV es que el gobierno interviene simultáneamente en toda la red de radio y TV con mensajes. Chávez se encadena casi todos los días, dejando de lado que los ciudadanos ejerzan su derecho a la libre información.

domingo, 23 de enero de 2011

Otro 23 de enero sin proyecto de país

Hoy, cuando se celebran 53 años de la caída del gobierno dictatorial de Marcos Pérez Jiménez, es digno mencionar que recordar el 23 de enero de 1958 fue siempre una fecha motivo de orgullo patrio, que daba luces para no volver a caer de manos de déspotas en el poder.
Bajo ese escudo patrio, en los últimos 12 años hemos visto que cada parte del pueblo venezolano encarna una visión semánticamente distinta de lo que significa la libertad. Para unos, es reflejo de lo que sus partidos hicieron en su tiempo, forzar la salida del dictador y darle al pueblo lo que merecía, una constitución moderna y como consecuencia las bases de una reforma institucional, con congreso bicameral y hasta leyes de reforma agraria. Para otros, es muestra de un marco de gobiernos oprobiosos que dejaron al país en la más cruenta bancarrota moral.
Lo  más grave del asunto, es que las luces que dio el pueblo y sus políticos en aquella alborada del año 1958 se desdibujaron en el ánimo y se han convertido en motivo de más división y más sentencias de un lado y de otro.
Veo con orgullo como mis antiguos estudiantes encabezan movimientos para destacar en el mundo entero la fecha con una nueva interpretación de exigir que se respeten las libertades, sobre de todo de información, prensa y opinión. Son un grupo de jóvenes que quiere, pretende y lucha por tener un proyecto de país desde que RCTV fue sacada del aire y que, tras casi 8 años de lucha política y social, siguen con sus ideales de darle oportunidades a la Venezuela que ya, hecha pedazos, buscan pegar los trozos, levantar y construir bases democráticas para el sustento social, político y sobre todo moral.
Pero no me queda más que lamentar que después de más de 50 años no seamos capaces de ver en las lecciones de la historia reciente que la contemporaneidad si bien es distinta, no el precisamente un espacio de libertades.
¿Cómo es posible que el país que se dice con mayores reservas de petróleo del planeta sea capaz de mantenerse al margen de la concordia y la conciliación? ¿Cómo es posible que ante un discurso presidencial de memoria y cuenta de 2010 se promueva la distancia al marcar diferencias? Solo es posible porque mandatarios, políticos y pueblo olvidaron que el tricolor nacional nos arropa, aunque se haya hecho una cobija de 8 estrellas para unos y se mantenga de 7 para otros.
La distancia del tiempo deja ver que no se trata de esperar, que el país no da más de si porque no se quiere que dé y, que la vida se nos vaya buscando razones para dividir, sentirse víctima o ser victimario.
Este país, otrora paladín de la libertad y la democracia de América Latina, no es sino el reflejo de una caricatura encarnada por un presidente que en su discurso anual a la asamblea nacional, destacó en su currículum vitae que había estado en televisión cuando era niño con Popy el payaso.

domingo, 16 de enero de 2011

Hojas del cuaderno

Cuando se lleva un blog, se van haciendo apuntes en un cuaderno. Esta semana, como está convulsa y confusa, les dejo la lista de esos apuntes:
  • Diputados opositores se dirigen a Insulza. Insulza dice que sí a la habilitante en casos de crisis, pero que ni tan calvo ni con dos pelucas.
  • Diputados del gobierno dicen que Insulza está confundido y que dejó mal parados a los de la oposición.
  • Chávez, luego de 12 años en el poder, lee su memoria y cuenta de 2010 ante la Asamblea Nacional. Como resultado, la mejor observación es la de María Corina Machado “hay dos Venezuelas”: una “aferrada al pasado”, ya que durante horas el Primer Mandatario se dedicó a “hablar de eventos que sucedieron hace siglos” y también de promesas; en tanto que hay otro país que quiere resultados, responsabilidad y eficiencia.
  • Los periódicos gratuitos españoles destacan las conexiones de la ETA con Venezuela. Hasta una lista de los etarras que viven o han vivido en Venezuela publican. Desayuno para madrileños.
  • Luego de expropiaciones de tierras en el estado Zulia, se queman “misteriosamente”  las oficinas del Instituto Nacional de Tierras (INTI) en esa entidad. ¿Será que como no le pudieron echar tierra a estas acciones tuvieron que ir con fuego?
  • Obama recupera su liderazgo gracias al discurso que da en Tucson ¿Qué pasaría si ese discurso pacifista y de buen ánimo lo diera en la Asamblea Nacional de Venezuela?
  • Leído en la prensa: “Haití celebra su primer aniversario” ¿Celebra? Hay que ser bien tonto en materia de español para celebrar ¡Se conmemora el primer año!... Y lo peor es que se sigue sin capacidad de gobernanza.
  • Siguen los efectos de las lluvias dejando damnificados en varias partes del mundo. Hay que acelerar acciones con respecto al cambio climático ¿No?
  • El planeta debe ir con cuidado en materia de economía. Antes de la cumbre de Davos se advierte que otro crack financiero no se podría aguantar… Mientras tanto se emiten más bonos de deuda pública que se compran entre países. Todos se deben entre sí. Como ciudadanos estamos endeudados sin saber  –a ciencia cierta– cuál es el monto total de nuestra deuda.
  • Ahora resulta que la cerveza es mala en sí misma. Chávez da clases de moral pública a los borrachos y fustiga a las cerveceras porque su producto emborracha. Nadie se emborracha solo. Se necesita empinar el codo primero, señor presidente. Las cerveceras dan empleo y producen una bebida ancestral para la satisfacción de paladar del ser humano. Si se toma demasiado y sin mesura es problema de quien bebe y esa persona a su vez, de las consecuencias de sus actos. No de las empresas.
  • Vargas Llosa dice que Chávez es casi un dictador. Me parece que sobra una palabra en esa afirmación. Descubra usted cuál es.
  • 12 años de gobierno y sólo 296 mil viviendas construidas… un déficit de 2 millones por construir. A ese paso necesitará 81 años más en el poder para poder cubrir su mora actual.
  • Caracas es la cuarta ciudad más peligrosa del mundo 118,6 homicidios por cada 100 mil habitantes al año.

Algunos apuntes. Si compartes tus ideas y comentarios sería muy bueno para construir visiones conjuntas.

domingo, 9 de enero de 2011

Propiedad nacional

Todo el esfuerzo que ha hecho Alemania desde la caída del muro del Berlín, ha sido por la necesaria adecuación de su antigua parque industrial comunista y por mantenerse como locomotora de Europa.
Las dos Alemanias eran un ejemplo de cómo con la misma gente se podía hacer dos países. Por un lado, el país ganador aliado, es decir, la República Federal Alemana o Alemania Occidental fue motor y ejemplo mundial de cómo con esfuerzo, dedicación y algo de dinero (recuerde el plan Marshall), era posible reflotar a un país de la mayor destrucción, a ser potencia mundial. Por otro lado, la República Democrática Alemana o Alemania Oriental, bajo la égida soviética, era una muestra de retraso industrial, de pobreza de espíritu y de tristeza moral.
Venezuela ha pasado de ser un país pujante y emprendedor a convertirse en paladín de injusticias y pobrezas, a mostrarse como reino de la expropiación y de la creación de desempleo. Lo que se convierte en propiedad nacional producto de la señal del dedo mandante, se hace parodia.
El mandante usando un estilo propio de personaje de programa cómico, promete bondades revolucionarias al quitar a la oligarquía sus mieles para, con su toque de Midas, darle ilusiones de oropel a su audiencia de televidentes sedientos de show.
La última propiedad, la de la honra nacional, es decir, la asamblea nacional, que genuflexa le dejó de regalo de Navidad al colorado todo el poder necesario para permanecer en el poder más allá del estipulado por los venezolanos en la Constitución y las distintas elecciones que se inventara para alcanzar ya los 12 años en el poder, será la vergüenza que deberán cargar sobre sus hombros los diputados que le envolvieron al país en papel de regalo.