El blog de Max Römer: Cuando deje de llover

domingo, 12 de diciembre de 2010

Cuando deje de llover

En estos días de Wikileaks, han salido defensores de la libertad de información a ultranza -enmascarados al estilo de "V" de Venganza-, otros han defendido el valor de los secretos y los más, contemplan un desenlace indeterminado. Mientras esto pasaba, algunos de los gobernantes bolivarianos aplaudían con furia que los Estados Unidos hubiesen quedado desnudos con todos esos cables emitidos por la ONG.  Y, como siempre, las cosas son de esperar. La pobreza venezolana queda desvelada (ver trabajo de Edgar López en El Nacional http://bit.ly/h7nVtL), las intenciones de control del poder quedan manifiestas en una cuarta solicitud de ley habilitante, nuevamente son usados como excusas los niños para aprobar leyes que limiten al ¿Twitter de @chavezcandanga? Una vez más se ve el cinismo de la demagogia política del besa mejillas del presidente que ofrece irse a una carpa a trabajar para dejarle el palacio de Miraflores a los damnificados, mientras los líderes de la oposición plantean unirse para trabajar en pro de aquellos que, necesitados, quisieran tener los pies secos durante mucho más que un día.
Las cosas siguen como siempre, dejando ver, como decía Ugalde en su artículo titulado “El espejo del Metro”, que el deterioro del país se observa en esas instalaciones que fueron ejemplo mundial de buen mantenimiento y trato gentil y respetuoso. Hoy son ejemplo de la indignidad a la que nos ha llevado este estado de indefensión y oprobio.
¡Qué escampe de una vez! Veamos quienes son los que llevan la sartén de la corrupción, los que quieren manejar los destinos del pensamiento, los que quieren hacernos creer que son buenos y que se ocupan del país ¿Qué pasó con el estado Vargas de 1999? ¿Dónde están las muchas mejoras prometidas? ¿Qué pasa con las lluvias de hoy cuando se conviertan en un mañana enlodado y los damnificados dejen de estar en la agenda pública?
Escampará y veremos.

No hay comentarios: