El blog de Max Römer: La mala política informativa

domingo, 10 de octubre de 2010

La mala política informativa

El presidente anda repartiendo culpas por su derrota del 26 de septiembre. Ahora es que la burguesía le quita espacios porque ellos no se encadenan más. Exige a sus ministros de educación e información que se encadenen ellos para mostrar la enorme cantidad de escuelas que inauguran todos los días a lo largo y ancho del territorio nacional y reconoció un error: él es la política comunicacional del gobierno porque es él quien con su compañía anuncia los logros de la revolución.
Por supuesto que es él artífice de todo ese proceso de amores y odios hacia la gestión de su gobierno. Un presidente que en la palestra de la televisión es capaz de insultar y no responder o dilatar respuestas sobre la base de descalificaciones, es la mala política de su gobierno. Un presidente que busca reforzar el adoctrinamiento de los ciudadanos en una ideología que se asume como buena, siendo las otras malas y execrables, es un mal gestor de comunicación y mucho más de política.
La política informativa del gobierno debe ser de refuerzo de conceptos que se amparan en obras, no en obras que se conviertan en conceptos. Es la comunicación para la política la forma de convertir acciones gubernamentales en reformas para la vida en común de los ciudadanos, es decir, para que los nacionales de Venezuela, los venezolanos, se sientan partícipes de la actividad de sus gobernantes en los temas que son objetos del gobierno: la salud, la seguridad ciudadana, la educación, y como el gobierno de Chávez se encadena para tratar tapar el sol con un dedo, obviando los temores y angustias de las familias que tienen su muerto en manos del hampa, que saben que los niños más que educados son adoctrinados, que la salud es inexistente en los hospitales que son del gobierno central, en fin, no hay nada que comunicar sino ver vociferar al líder tricolor.

No hay comentarios: