El blog de Max Römer: Vamos a ver...

domingo, 12 de septiembre de 2010

Vamos a ver...

Voy por partes en este artículo:
1) Las dos noticias: En estos días la prensa mundial se ha sorprendido por las declaraciones de Fidel Castro acerca de la inviabilidad del modelo cubano, inclusive en Cuba.
No es sorprendente. Basta con leer las declaraciones de su secuaz venezolano sobre la importancia y fomento que se debe dar a la empresa pequeña y familiar para dejar de lado al Estado como gran proveedor de bienestar (ver post "No puede ser dueño de todo" http://elblogdemaxromer.blogspot.com/2010_08_01_archive.html ).
Luego, Fidel Castro dice que lo han mal interpretado, que lo que no sirve es el capitalismo.
¿De qué estamos hablando? Sencillamente de que Fidel Castro es un político que ha sabido servirse de un país a su antojo y, en las postrimerías de la vida, cuando sabe que no tiene los recursos que tuvo provenientes del comunismo, tiene que abrirse ideológicamente a la prensa norteamericana ¡A la prensa norteamericana! ¡La del imperio! ¡Qué barbaridad! y luego, dirigirse al mundo diciendo que sigue ahí, firme en sus convicciones.
Evidentemente, la labor del periodista Jeffrey Goldberg para la revista The Atlantic se quedó un poco corta. Yo hubiese preguntado ¿Y la guerra de Angola? ¿Y los suministros de la URSS? ¿Y las nuevas prevendas con Venezuela? ¿No son suficientes para que se pueda mantener los ideales de la revolución cubana? Bueno, como el trabajo lo hizo el colega Goldberg, hay que confiar que le hizo las preguntas que pudo y Fidel le contestó lo que quiso y vaya que sí dijo lo que quiso, porque luego se desdijo.
2) ¿Las debilidades del modelo?: Ahora, vamos a ver, si Chávez se quiere deslastrar del modelo del socialismo del Siglo XXI, si Fidel quiere que se fomente la libre empresa en la isla de un modo familiar ¿Qué van a hacer Bolivia, Nicaragua, El Salvador, Uruguay y Ecuador? ¿Cómo quedan parados los nuevos modelos de socialismo latinoamericanos sin el mentor principal y sin el ideólogo del materialismo petrolero que es Chávez? ¿Qué pretende Fidel de los judíos cuando le dice hasta Admadinejab que no se meta con el pueblo hebreo? ¿De qué banco saldrán los recursos para ese impulso que Cuba necesita para dejar el comunismo cubano en las postrimerías de la vida de Fidel?
Si lo vemos con pausa, las cosas no pintan tan claras. Los de las izquierdas revolucionarias: Castro, Chávez y Admadinejab, nunca han sido amigos de la libre empresa ¿Qué pasa?
3) Los enemigos se desarman: Pasa que saben que los misiles de Rusia y Estados Unidos están desarmándose, que no hay contrincantes importantes desde el punto de vista ideológico, que los guerrilleros ya no son "sexys", que el dinero es necesario y que el socialismo trae mucha patria, poca comida, más hambre y desempleo y que el "resteo" popular se agota.
4) La inversión necesaria: Vamos a ver, si las órdenes del líder supremo de la revolución cubana son suavizar toda su represión y estatismo, busca sin duda los capitales de los rusos -esos nuevos del dinero en abundancia-, el dinero de los cubanos mayameros, de los judíos y sus potencialidades de reactivación económica y el dominio del desierto para producir alimentos y buen trabajo bajo los criterios de los kibutz.
O sea que se trata de adecuar todo en un proceso de transición a la cubana-iraní-venezolana para que los líderes de la izquierda universal se vayan a un ámbito de una política light, sin calorías, tipo sugar-free (considerando que la caña de azúcar deje de ser el principal ingreso de recursos para Cuba), con el auxilio del dinero que pueda ingresar en la isla, con la inteligencia desarrollada por otros pueblos, en fin, una colección de oportunidades para los cubanos, que por cierto, merecen desde hace mucho y Fidel les negó.
Entonces, después de medio siglo de oprimir a un pueblo, de exportar ese pensamiento a otros muchos millones de almas, resulta que Fidel plantea su jubilación en términos ideológicos y prácticos de esta forma, así, en una declaración a un periodista norteamericano sin darle la cara al pueblo que le apoyó y que ahora defrauda para luego decir que se debe seguir en el modelo comunista.
Detrás de todo esto, está un agotamiento del modelo, la necesaria apertura de mercados, pero a la vez, manejar el dominio sobre el pueblo, mantenerlo con la brida corta para que se dependa del liderazgo del partido comunista.
5) Conclusión: Pienso más allá de lo que dicen los analistas con respecto a la transición hacia Raúl Castro, que se están llenando las libretas de racionamiento de esperanzas fundadas en el vacío, que la comida sigue sin estar en los anaqueles de los abastos de alimentos tanto en Cuba como en Venezuela, que todo ese empresariado familiar fomentado sin bases y como comentario suelto serán la excusa para dejar de ayudar al pueblo que ha creído en el padre Estado que tiene rostro barbado o la chaqueta colorada.
Toda esta nueva identidad de la izquierda latinoamericana no es casual, tiene la causalidad de orientar las filas de los esfuerzos hacia metas políticas de permanencia, de crear una imagen de bondad y entrega y procurar aliarse con el pensamiento chino de apertura económica que se basa en grandes industrias con salarios de cuenco de arroz, es decir, hacer creer que se vive un bienestar que no es sino más de lo mismo.

No hay comentarios: