El blog de Max Römer: Entre varones y grandes carajos

jueves, 25 de febrero de 2010

Entre varones y grandes carajos

Lo de Uribe y Chávez es noticia que da la vuelta al mundo. Uno por perder la paciencia, el otro por hacérsela perder al más pintado.
El caso es que Colombia y Venezuela, o mejor dicho, Venezuela a través de la boca incontrolada de Chávez, ha estado provocando a Colombia, demostrando relaciones con la guerrilla de las Farc en el rescate de Clara Rojas, molestando las relaciones comerciales entre ambos países y llamando "cachorro del imperio" a Uribe... Varias veces el militar se ha ocupado de "carajear" (una expresión venezolana que significa propasarse) al varón.
Estos cruces de palabras ya no extrañan al mundo. Hace un par de años Chávez fue mandado a callar por su majestad Don Juan Carlos I, Rey de España, y ahora, en un plano republicano, es el presidente colombiano Álvaro Uribe, quien le reclama nada menos que hombría.
Desde el punto de vista de la imagen política, a ambos se les fue de las manos la situación, pero estoy seguro que en el plano de la identidad nacional colombiana, donde son varones los políticos, quedó una sensación de bienestar por la actitud de su Presidente (en mayúsculas a propósito).
El caso es que Chávez cansa a todos. Pontifica y no es pontífice, aconseja y no tiene moral para hacerlo, critica y no ve su propio patio y siguen sus seguidores hablando del pasado democrático cuando ya llevan 11 años en el poder. Le falta la hombría que tiene todo varón.

No hay comentarios: