El blog de Max Römer: Llenos de amor al ego

domingo, 3 de mayo de 2009

Llenos de amor al ego

En 10 años hemos presenciado la estrategia más perversa de siembra y cosecha del odio. No hay mucho que explicar sobre esto porque las noticias de todos los días nos lo subrayan. Basta ver al país escindido en dos partes, perdidas, sin saber cómo hacer ahora con esa caja de sentimientos desatados por las calles.

Lo interesante de esa gestión “de revolución agraria de cardones y tunas” es cómo se sabe vía satélite cómo se vive dentro de Venezuela. Hasta hace poco, las izquierdas de mundo veían a Chávez como el demócrata respaldado por los votos. Y sí, los votos le han acompañado todo el tiempo por errores permanentes de la oposición y por compras de conciencia a gente empobrecida y hambreada, además de alguna que otra trampa (al menos así parece cuando no se saben resultados aún de elecciones pasadas). Y sí, parecía que Chávez era muy demócrata: votos, programas de TV con el pueblo, comida para sus seguidores… y carencias de alimentos esenciales para sus detractores (vean la prensa y sepan lo de la leche, el pollo, la carne, las legumbres).

Chávez nos dice que la oposición será enterrada con su odio porque el amor le pertenece a sus seguidores y a él mismo. Lo interesante es que Chávez, por un quítame esta pajita del hombro, saca a sus secuaces, bombardea con gas y agua a presión de quienes opinan diferente a él y después, como quien hace un gracia, en cadena nacional, va y dice que sí, que lanzó unas bombitas de gas a la oposición con esa risita nerviosa que le da en “jíes”.

¡Eso es amor! ¡Amor del bueno al ego! Todo lo que dice el presidente es perfecto, todo lo que se dice contra él, no sirve. Locus de Control Externo, señor presidente. Eso es un signo de inmadurez, no reconocer que se está errando es muestra de debilidad ¿Sabe? El país que usted quiere necesita acabar con todo lo que se le oponga y, si es su sombra, a por ella. Porque el terror lo invade. Hay que verle las cejas cada vez más atrás para darse cuenta de que usted está asustadísimo.

No se preocupe. La oposición ha demostrado que no está lista todavía para ganarle el poder. De lo que sí se tiene que preocupar es de los tribunales internacionales que le llevan la cuenta de sus desmanes. Prisionero, como deseamos muchos verlo, tendrá el espejo de la bruja de Blancanieves en su celda. Espejito, espejito ¿Quién es el que más se idolatra a sí mismo?

P.S. ¡Ah! Le dejo mi opinión sobre el teléfono móvil celular revolucionario “el vergatario”… comentarios capitalistas los suyos.

 

 

No hay comentarios: