El blog de Max Römer: De las novedades de los mandantes

sábado, 16 de mayo de 2009

De las novedades de los mandantes

Los últimos días no dejan de ser dinámicos en Venezuela, aunque el presidente haya estado de viaje por Argentina para dar su apoyo nuevamente a los Kirshner, su poder magnético hacia todo lo que hace, se convierte en noticia inmediata en todas partes del mundo.

De la semana hay que destacar algunas cosas muy interesantes: 1) La Ley de Propiedad Privada; 2) Las brigadas de lectura que promoverán libros socialistas; 3) La solicitud de Chávez para que los funcionarios se querellen con los medios de comunicación que “manipulen” la información.

Tres perlas. La primera, es decir, la relativa a la propiedad privada, es parte importante de uno de los motores de la revolución. Ninguna sorpresa. Sí, evidentemente, nuevo motivo para que los correos electrónicos se muevan con informes y alertas –todos con fundamento- por lo aterrador en que se convierte el tema para todo aquel que tiene trabajando su vida para tener un techo, una empresa o un sembradío. Una ley que prepara a Venezuela para la más cruenta batalla de unos contra otros. Una posición más de totalitarismo y arbitrariedad.

La segunda joya de la corona es la reacción obvia de los regímenes totalitarios: que la gente lea lo que yo quiero. Basta releer la historia para ver libros proscritos por razones políticas, con las consecuencias que tiene para los pueblos y su cultura. Preocupa mucho más en un país que se sabe que es poco lector. Si se lee poco y además sin el contraste debido de otras lecturas, se pueden crear visiones muy miopes en los ciudadanos. Un país formado sobre la base de lo que el líder quiere que la gente lea, es un pobre país.

La última, meterse con los medios, es la menos nueva. Va mezclando cosas. Cuando ve que sus dislates, son reflejados por los medios, ahí se angustia y amenaza. Manda a revisar, a controlar. Como estoy de acuerdo con la posición de mi gremio, copio el comunicado del Colegio Nacional de Periodistas (leerlo en columna de la derecha). No vale la pena extenderse, sino más bien, estar alertas y dispuestos a defender las más caras razones que nos definen como seres humanos: los derechos a la libertad de expresión, opinión, prensa e información.

Tenemos alternativas. Sí las tenemos. O nos dejamos que sigan poniendo joyas en el baúl de las muchas que ya llevamos, o nos plantamos en franca revisión del artículo 350 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela “Artículo 350. El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos” (Constitución de la República Bolivariana de Venezuela)

¿Falta algo? Yo creo que todo lo que vemos a diario por parte de los políticos mandantes es suficiente para que nos activemos en desconocimiento del régimen, sus leyes y autoridad.

No hay comentarios: