El blog de Max Römer: noviembre 2008

domingo, 30 de noviembre de 2008

¡Uy! ¡Qué miedo! O ¿Qué parte del NO, no entendió?

Una vez más, ya lo hizo el año pasado, como se sabe perdido, sin todo el poder que se imagina que tiene y que le dicen desde Cuba debe tener, prende el ventilador.
¡Qué personaje tan previsible! Hay conspiraciones en su contra en todas las esquinas, lo siguen los monstruos de la sabana –además de la CIA-, no confía en nadie y en los pocos que confía, lega su futuro: ¡háganle su enmienda constitucional! ¿No se acuerdan que hace apenas un año le dijimos que NO en las urnas? Fue un NO tan rotundo que todavía no sabemos por cuánto le ganamos. Seguro que él sí lo sabe y por eso anda con ese miedo. En la conciencia de todos los genuflexos que le adoran por sus morocotas negras estará el pasar a la historia como traidores a la patria. ¿Por qué no vuelcan sus miradas a sus ideales más queridos? En sus memorias adornadas de escoltas están sueños de país bonito, DEMÓCRATA, para TODOS por igual, sin EXCLUSIONES. Esas cosas decían, ¿se acuerdan? ¿Se acuerdan cuando leían cartas de amor? ¡Las leían con el colorado! Se paseaban románticamente repartiendo ideales de igualdad. No estaba en la ecuación su odio y persecuciones.
Le dice a los que ganaron que los va a perseguir hasta en sueños, que se cuiden de cada paso que dan y así, se pone la sábana roja de demonio para hacer que tiemblen las rodillas.
Lo que pasa, señor, es que ya no asusta. Ya la gente del planeta le dio la espalda a su precio del petróleo para regalitos, ya la gente de Venezuela le dijimos que no a muchos de los que eran sus espacios, señor. Ya le dijimos que no a su reelección.
¿Qué parte del NO, no entendió? ¿A qué le tiene miedo, señor?

sábado, 29 de noviembre de 2008

¿Otra vez? Si, ahora Globovisión

Nuevamente se mueven las piezas de la revolución. Las mismas jugadas del jaque mate pastor. Amenazas, votamos sin miedo, Chávez reconoce -condicionado- si lo reconocen, los secuaces dicen que no sacan los tanques pero mandan a sus huestes a saquear y destruir, mientras dicen en sus medios que son buenos y... el bocado de Cardenal, ¡vamos a por un canal de TV! ¡Contra los medios privados que son unos mentirosos o juegan posición adelantada!
¡Basta! ¡Basta! ¿No se dan cuenta que casi la mitad de país piensa distinto? ¿No se dan cuenta que a pesar del petróleo los ciudadanos pagamos impuestos para mantener parte del aparato enrojecido del gobierno?
¡Claro que se dan cuenta! Lo que pasa es que necesitan que haya delincuencia. Es la fórmula mágica para mantenerse en el poder. Es el toque de queda para mantenernos en las casas aterrorizados.
Ahora la emprende contra el canal de noticias de 24 horas Globovisión de un modo ilegal. No hay multas ni juicios. Lo mismo, una versión ya vista de modos de actuación. Si Globovisión ejecutó alguna acción en contra de las leyes ¡venga la multa! ¡Hacemos una colecta y se la pagamos en esa moneda revolucionaria con el caballo corriendo a la izquierda!
¿Por qué cuando se habla de la discriminación de los medios del gobierno -ya no se puede decir del Estado ¿para qué?- se nos ríen en la cara desde los mismos medios? Nos tienen en sus listas de odio y exclusión desde hace rato y eso no nos calla.
Como el máximo dirigente quiere, ahora tendrá la señal del canal UHF-33 y pondrá su nuevo espacio de adulancias.
Nos podemos volcar a las calles, clamar al cielo o pedirle de rodillas que no nos cierre la voz del "ciudadano", que ahí va con sus tanques de leyes inventadas a su conveniencia para quedarse con una de nuestras ventanas al país y al mundo, con la otra cara de la moneda de Venezolana de Televisión.
Lo que olvida siempre el gobierno es que todo se sabe. Se dice que no se oculta ni la tos ni el dinero y, aunque no tose, el dinero se ve que sale de lugares insólitos y parece que se acaba y no quiere que se sepa.
Cierren Globovisión que paredes hay para comunicar lo que pasa ¡Este blog es una!
Por la libertad de expresión, pensamiento, opinión y prensa, una vez más y desde siempre,
Max Römer Pieretti

lunes, 17 de noviembre de 2008

Y ahora, hablemos de la oposición

La oposición venezolana no puede verse como un solo bloque, porque no lo es. Es una confluencia de intereses que se denomina genéricamente oposición por tener como factor común ir en contra de Chávez. El pueblo opositor, el elector, es igual en un solo factor al político por el que vota, no le “gusta” del pdte. Chávez.
Así pues, hablar de oposición ideológicamente hablando, desde un plano de pensamiento político, es prácticamente imposible, pero bien vale un aplauso en un país que se dejó seducir por encantadores de serpientes.
Ante este panorama que las encuestadoras reflejan muy bien en los tres colores patrios dejando la riqueza de los votos indecisos en el amarillo, a los enemigos esperanzados en la bóveda celeste y a los combatientes revolucionarios en la franja ensangrentada, es interesante ver cómo en estados como Miranda, gana en intenciones, el candidato de la unidad Henrique Capriles Radonski.
Consultores 21 expuso ayer su encuesta que llega hasta el 11 de noviembre y en esa exposición, gana este candidato apoyado por dos ex-gobernadores, rechazado por el propio presidente y temido por el actual gobernador (ayer se le remitió a usted la presentación de esta encuesta)
Si viéramos el panorama desde espacios más sencillos pero que pareciera que son los bastiones de la oposición, el tema chacauense deja entrever los elementos que no nos permiten ver con claridad a esa oposición cohesionada y activa, joven y atractiva que acompañó al pueblo opositor en las marchas y concentraciones en el distribuidor Altamira. Siguen en contienda más de los que se podrían votar, siguen generando un panorama turbio en torno a la oposición, siguen –pareciera que es lo que piensan- en adornar la Pza. Altamira con las coronas navideñas para pasear orgullosos delante de los policías con cascos blancos.
El daño que los candidatos de Chacao le ha hecho a la oposición es mortal. Esa cohesión política que está dispuesta a dar la franja azul por el país, se perfora de agujeros blancos que, en lugar de estrellas, parecen los balazos escupidos por la pistola de De Gouveia. Tres candidatos de la oposición se disputan el espacio por antonomasia del pueblo opositor: Muchacho, Graterón y Hernández, acompañados por Wilians Torrez, un candidato rojo que promete viviendas y que dará su espectáculo en la plaza emblema el próximo domingo con toda la fuerza del partido que le respalda, el PSUV.
Ahora, si algo hay que reconocer, es que los nombres de los candidatos a la oposición están en la palestra mediática gracias al presidente. Él se ha ocupado de maldecirlos, así que bajo esas amenazas, los estados y municipios donde se sabe perdido el comandante, el pueblo opositor sabrá encontrar con facilidad a su próximo gobernante regional.
Los estudiantes han hecho lo propio en ese panorama opositor. Llamarán la atención con su campaña titulada “Me robaron la ropa, pero no el voto” -refiriéndose a las franelas rojas que son prenda exclusiva del chavismo, a la inseguridad que les roba sus pertenencias y hasta la ropa-, así como han movilizado al país a partir de momentos cumbres de la vida política y sobre todo libertaria de Venezuela, como lo fue el caso del cierre de RCTV.En manos de los candidatos de la oposición está mostrar unidad de criterios cuando todavía tienen tiempo, de aglutinarse en torno a la pobreza, a las necesidades del pueblo, hacia el trabajo por el colectivo como parte de esa ciudadanía reclamada tras las pancartas en las muchas marchas que recorrieron las ciudades venezolanas. Ojalá que las cifras tricolores de las encuestas pudieran reflejar que la bandera del país es sólo para que ondee en las astas y no para dividir intereses como parece que ocurrirá una vez más.

viernes, 14 de noviembre de 2008

Chávez, candidato único

Ignorar que el panorama político venezolano no pasa por la campaña preparada y conducida por el presidente Chávez es tratar de ocultar el Sol con un dedo.
El tono de la campaña para la elección de gobernadores y alcaldes es el de la descalificación, el insulto, las palabras subidas de tono, los gritos y amenazas hacia el oponente. Frases desde una visión militar de ejército poderoso contra enemigo a vencer.
Las palabras del presidente Chávez son, como en otras elecciones, de una persona con miedo a perder cuotas de poder, palabras que denotan que posee un grupo de seguidores dispuestos a obedecer sus mandatos.
Un ejemplo: Chávez habla de Capriles Radonski, candidato a la gobernación de Miranda, con su candidato a la misma gobernación, Diosdado Cabello. Dice: “¡Pulverízalo Diosdado! Pero ¡pulverízalo Diosdado! ¡Desaparécelo del mapa político Diosdado! ¿Qué me dice Diosdado?”
A lo que responde el hoy mandatario regional, “Sí mi comandante, yo creo que el pueblo de Miranda estos cuatro años ha madurado lo suficiente y el próximo 23 de noviembre va a continuar profundizando la revolución en nuestro estado. Creo que esta gente que jugó con el destino del país, con la esperanza de un pueblo el 11 de abril del año 2002 no puede ponerse la máscara ni la capa de cordero, ellos seguirán siendo unos lobos, unos demonios, disfrazados de corderos, pero lobos y demonios al fin. El pueblo no se va a regresar”. (Fuente: ODH)
Esta condición, que no es nueva, es la que hace, desde el punto de vista del redactor de este informe, que haya personas que ante el panorama de agresión que se observa desde la presidencia de la República, se replieguen en una posición de “Ni-ni”, que aunque desde cualquier punto de vista parezca cómoda políticamente hablando, desde una visión personal, individual, luzca hasta de sobrevivencia y de respeto por los propios intereses personales y familiares.
Chávez advierte a sus seguidores sobre cantos de fraude en Guárico y Sucre. Se le voltean los que eran sus fieles guardianes de terrenos conquistados por la revolución, como Carabobo con Acosta Carlés. Demuestra con sus instrucciones la debilidad del equipo en lo ideológico y deja ver las fisuras de los manejos e intereses personalísimos que quienes se han vestido del colorado mandante.
Evidentemente, este tipo de reacciones suma, y mucho, al pueblo que comprende y sigue a su mesías revolucionario, de ahí que, por ejemplo, “Miembros de la Red de Círculos Bolivarianos de Venezuela acudieron a la Fiscalía para pedir que se abra una investigación contra dirigentes, partidos políticos y ONG. El coordinador de la agrupación, Stalin Falcón, acusó a Manuel Rosales, Yon Goicoechea, Felipe Mujica, Leopoldo López, María Corina Machado, Julio Borges y Milos Alcalay, así como a Súmate, Bandera Roja, Primero Justicia, Comando Nacional de la Resistencia, Proyecto Venezuela y Un Nuevo Tiempo de recibir fondos ilegales de organizaciones internacionales como la USAID y la NED. "Están recibiendo financiamiento de algunas organizaciones de países extranjeros para entorpecer la buena labor que está llevando a cabo este gobierno revolucionario y el comandante Hugo Chávez Frías", señaló Falcón. Añadió que le solicitaron expresamente a la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, que se abra una investigación para determinar si están incursos en el delito de traición a la patria y colaboración con nación extranjera. "Defendemos nuestra nación, nuestra patria, su historia, sus valores y su futuro", dijo” (Fuente: El Nacional)
Las elecciones entonces, con este contendor, se convierten en una suerte de alta creatividad para la comunicación política: aprovecha las dádivas del gobierno que yo, oposición, no te puedo dar, pero no sigas votando por el chavismo que es una vía equivocada de entender el poder.
Ante una oposición que no sabe ser coral y un chavismo agresivo y amenazante, el elector se encuentra indefenso, confundido y hasta aburrido.
Queda, desde nuestro punto de vista, tiempo suficiente para cambiar posiciones, sobre todo por parte de la oposición y tratar de sumar electores a unas elecciones que serán reflejo de dos cosas: un examen al chavismo y una respuesta a la oposición.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Yes, they can. But, he will can?

Sí, ayer colgué mi admiración por el pueblo norteamericano y las reacciones políticamente correctas de McCain y Obama.
Hoy, por supuesto, no puedo dejar de exponer mi reflexión de segundo día, esa posterior a la resaca propia de ver lo que no vemos en nuestra tierra: altura democrática y compromiso con la palabra empeñada. Nada de altanerías ni malos modos, ni descalificaciones una vez que se alcanzan los logros políticos.
Bueno, el pueblo norteamericano pasó del Ku-Klux-Kan a recibir en la Casa Blanca a un presidente del color de piel que perseguía. Pasó de ser un país dominado por WASP* a ser un país donde el respeto se gana sobre la base de hacerse respetar.
Pero a lo que vamos ¿Podrá Obama con los Estados Unidos y todo lo que implica la política de estado norteamericana?
Muchos problemas enfrenta desde ya el presidente Obama. Recibe un país hipotecado que ha hecho que esté hipotecado todo el planeta; un par de guerras con más de un millón y medio de ciudadanos consumidos en la droga y la inacción intelectual que al regreso serán –probablemente- como esos “veterans” condecorados y exhibidos como grandes héroes de la patria y olvidados como parias sociales después; tiene una seguridad social abandonada; inversiones pendientes; intereses en el mundo de la energía por abarcar; en fin, todo lo que Bush dejó por la mitad, este ciudadano tiene que hacerlo.
No es un negrito al estilo de los latinos creen. No es un negrito “pata en el suelo” como le gustaría a algunos presidentes latinoamericanos que fuera. Es un hombre preparado, curtido y nacido en Hawaii, en la mitad del Pacífico, hijo de mezcla musulmana y africana, pero sobre todo, cultivado en las letras de Columbia y Harvard. ¡De Columbia y Harvard!
Esa visión multirracial, plural y holística –que esperamos realmente tenga y no sea producto del marketing político- es la herramienta que le ayudará a sortear las dificultades que tiene en el escritorio para su pasantía programada de cuatro años en la sala oval.
Por lo pronto, las bolsas de valores del mundo, contra todos los pronósticos, se fueron a la baja y no porque haya ganado Obama, sino porque el precio del petróleo sigue alto, porque la confianza sigue baja, porque la recesión es la que manda y porque no se sabe cómo inventar más empleo en este planeta devaluado.
Obama tiene que demostrar que sabe, tal y como sugería Maquiavelo y para ello, sus primeros 100 días serán cruciales.
Ya veremos cómo se rodea de los mejores, cómo se comunica son su pueblo y en especial, cómo maneja su política internacional. Por lo pronto queda la pregunta ¿podrá?

*WASP: blanco, anglosajón y protestante

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Seguid el ejemplo de USA nos dio: Yes, they can!

Ando admirado de los norteamericanos.
Voy por partes en esta entrada al blog.
1) McCain.
Demostró altura y sobre todo humildad en el discurso de reconocimiento de su derrota frente a Obama. Un estadista de altura, con un discurso elegante y sobre todo, aglutinante en torno al nuevo presidente, su presidente. Nada más que decir, digo yo.
2) Obama.
Se ha convertido en el Presidente de los Estados Unidos de América luego del beso a su familia. Una expresión y un control absoluto sobre la incertidumbre que le viene a su país sin promesas especiales, con la visión holística necesaria para el cargo que emprenderá en breve.
3) Los norteamericanos:
Estos merecen varios apuntes. Han demostrado que son una sociedad avanzada para los tiempos que corren. Los prejuicios que tuvieron a los afroamericanos, desaparecieron. Los criterios de la guerra, les horrorizan. La posibilidad de demostrar que son capaces de comprender que el entorno en el que viven requiere entusiasmo, compromiso e ideas frescas es su nuevo signo.
Han pasado del desprecio racial a la comprensión de los medios de comunicación y las necesidades de su país. Han pasado de los criterios de poderío sobre el planeta a formar parte de la comunidad mundial y se asumen como tales.
Se volcaron a las urnas electorales como un solo hombre, quisieron demostrarle al mundo que su líder tiene la autoridad y soberanía otorgada por la confianza en Dios que tiene ese pueblo, hecho del esfuerzo, la dedicación, el respeto a sus creencias y en especial, la humildad de reconocerse representados por un hombre delgado, de color, pero sobre todo, tan familiar como cada uno de ellos.
Los norteamericanos son el ejemplo a seguir. Volcados en sus sentimientos y sabiéndose partícipes de un cambio histórico, que ellos mismos han gestado desde dentro de su sociología.
Ojalá que este respaldo que recibe Obama de su pueblo fructifique para su patria e irradie bienestar al planeta, because they can!