El blog de Max Römer: Nada es perfecto, todo es perfectible

lunes, 28 de enero de 2008

Nada es perfecto, todo es perfectible

Así se manifestó el Ministro de la Defensa venezolano. Una frase verdaderamente sacada de cualquier libro de autoayuda que replicamos simplemente, luego de un fin de semana cubierto por la prensa de los ataques imaginarios del presidente Chávez, de los intentos por tener un "ejército libertador", por solicitar que se arruine a los Estados Unidos, por mantener a los venezolanos engañados de que mañana si vamos a comer completo, con el buitre que publica Rayma hoy.
Como todo es perfectible, ahora son los otros, los enemigos misteriosos de Chávez, los "cocos" que se le esconden bajo la cama, los que declaran la guerra, él no. Él lanza un llamado a la paz, a la concordia atrincherado con sus panas del Alba; sus panas porque reciben la plata que necesitan sus países para poder empacar la coca que no le gusta porque así parece que es del imperio. Para él, lo valioso es lo sin procesar, los gentilicios falsos de los productos que nos importa PDVAL, la gente hambreada y sin empleo, como aquel lema de campaña que lo sostuvo un ratico, porque el otro rato que le queda se la va a pasar desmoronándose.
Perfectibles son las cosas si se gobierna como hay que hacerlo. Trabajando por que haya justicia de los presos, por la comida para saciar el hambre, por adecentar a los centros de salud para que no haya enfermedad, por los escolares y maestros, por las vías, por invertir para que haya empleo.
Así sí podemos hablar de perfectibilidad, antes es pura política de micrófono... ¿Aló?

No hay comentarios: